Zona restricta Recordar contraseña

voltar

Historia de la lubricación

La importancia del roce y la resistencia del movimiento ha sido muy reconocida a través de nuestra civilización. Contamos aquí, de donde surgió la necesidad y la importancia del engrase.

...Todo empezó en el Antiguo Egipto, con la necesidad de “transportar” colosos y bloques para la construcción de esfinges y pirámides. Como el engrase era desconocido, los esclavos egipcios usaban esquejes de arvores para arrastrar y tirar de los trineos con aproximadamente 60 toneladas de bloques.

La función de los esquejes de árbol (rolletes), era reducir el roce de deslizamiento entre el trineo y el suelo, transformándolos en roce de rodamiento.

2600 a.C

Fue encontrado el 1º vestigio de engrase en las ruedas del trineo que perteneció a Ra-En-Ka (Rey de Egipto), comprobado por análisis que el lubricante era sebo de buey o de carnero.

Después de este hallazgo, se concluyó que en el Antiguo Egipto usó este sebo como lubricante abajo de los trineos, para facilitar el deslizamiento.

776 a.C – 393 d.C

En esta época Grecia celebró los primeros Juegos Olímpicos, una tradición que siguió de cuatro en cuatro años. Una de las modalidades de esta Olimpiada era la carrera de Bigas, que también tenían los ejes lubricados por grasa animal.

200 d.C

En esta época, los romanos también uson las bigas como medio de transporte, que por su vez también eran lubricadas por grasa animal.

Séc. V ao X

En la Edad Media la grasa animal era usada en poca cantidad para lubricar el mecanismo de apertura de los portones de los castillos que crujían y en las ruedas de los carruajes que transportaban a reyes y reinas.

Séc. VIII

A fines de este siglo, en Noruega, año de 780, los vikings guerreros y aventureros marítimos eran experts en la construcción de barcos. Construyeron los primeros y perfeccionados Drakkars – largos barcos a vela. Por un buen tiempo, fue usado el aceite de ballena para lubricar el soporte de articulación de las velas y el eje del timón.

Séc. XV

En el inicio de las grandes navegaciones comerciales, el aceite de ballena también fue usado para lubricar las roldanas y timones de los barcos.
El pétróleo, mineral existente a cerca de 300 millones de años, proporcionó en la Antigüedad fines medicinales y posteriormente pasó a ser empleado en el engrase. Era conocido como “aceite de piedra, aceite mineral y aceite de nafta”.

Séc. XVI

Con la invención de artefactos, surgió la necesidad del engrase venida del petróleo, para su perfecto funcionamiento.

Séc. XVII e XVIII

Con el desarrollo de la civilización e invenciones aún más revolucionarias, destacamos uno de los grandes inventores, Leonardo da Vinci, que elaboró grandes proyectos que también aportaron para el progreso del engrase, como la bestia de disparo potenciado (catapultas), máquina excavadora, entre muchos otros.

Séc. XVIII

El fenómeno de la Revolución Industrial provocó la mecanización de la industria y de los transportes. Con el crecimiento de las máquinas textiles fue uszado lubricante para el buen funcionamiento de las máquinas.

Séc. XIX

Este siglo, en Pensilvania (EE. UU.) ocurrieron 3 hechos marcantes:
1º) En 1859, un ex maquinista de tren estadounidense, Edwin Drake, perforó el 1º pozo de petróleo con 21 metros de profundidad. Con esto, era extraído, aproximadamente, 3.200 litros de petróleo por día.
2º) Surgió la necesidad de lubricar los cojinetes de los trenes, a cada 160 km rodados.
3º) Con las innovaciones de las máquinas, el engrase pasó de esporádica a necesario.
Después de 5 años del descubrimiento de Edwin Drake, 543 compañías se dedicaron a la extracción de petróleo.

Séc. XX

En esta época, con la 2º Guerra Mundial y la necesidad de máquinas más potentes y cañones, el lubricante fue usado en cantidades espantosas. Con la revolución fueron surgiendo diversos equipos que necesitaban un engrase. Así como los equipos, nuevos lubricantes surgen con el objetivo de reducir al máximo el roce y prolongar la vida útil de los equipos.

El engrase en los días actuales


Así como las máquinas, los lubricantes sufrieron mudanzas tecnológicas para atender las necesidades extremas en procesos industriales.

Hoy, existen varias empresas en el mercado que fabrican varios tipos de lubricantes, de origen mineral, sintética y especiales. Además de tener un gran uso, el lubricante tiene formas de aplicaciones correctas. Para eso, existen equipos para engrase, disponibles en Brasil desde 1950, que son de uso fundamental y también minimizan el riesgo de la contaminación de los lubricantes.

Con la preocupación mundial al medio ambiente, fueron hechas varios estudios e investigaciones para que los lubricantes pudiesen ser usados sin agredir la naturaleza.

Para eso, existe el refinado del lubricante usado y el “aceite verde” que es vegetal biodegradable y una opción a los usuarios para que eviten más agresiones al medio ambiente.

Actualmente, el engrase es factor decisivo en el poder de competitividad siendo una fuente de ganancias, proporcionando mejorías en la performance de los equipos y, principalmente, en la reducción en los costos de mantenimiento.

Fuente de investigación:


CARRETEIRO, Ronald P. & MOURA, Carlos R. S. Lubrificantes e Lubrificação. Rio de Janeiro: Editora Makron Books.
CLAUDINO, João B. Motores Diesel Comerciais no Brasil e no Meio Ambiente. São Paulo: Editora Núcleo.
Apostilla de Tribologia. Escola de Engenharia de São Carlos
Depto de Ing. Mecánica.
Buscas en el sitio de busca Google.
Datos internos.

Me olvidé mi contraseña!

Digite su e-mail abajo que reenviaremos su contraseña para su e-mail.